ME HAN VENIDO A VISITAR. DESDE EL TRONO III


Recuerdo que hace algunos dias, les conté que no recordaba si alguna vez alguien me había venido a visitar.Parece que un alguien en alguna parte leyó aquello y tal vez conmovido o vaya uno a saber por que, se sintió impacatado por lo que dije y pasando quizás qué trabajos pudo llegar hasta este lugar en donde muero todos los dias un poco. Lo malo de todo es que al parecer yo atravesaba uno de mis dias malos en que hasta el cielo terriblemente negro está o parece estar casi pegado y dando botes invertidos en el piso, achatando incluso a los que atraviesan a paso ligero el patio de este lugar, bajo la lluvia que no sé desde cuando está cayendo sobre este planeta.Lo cierto es que en portería a esta persona no la dejaron entrar a visitarme a pesar que ese era un día que reglamentariamente estaba destinado para esos menesteres.Y asi ella ( porque era ella, no él) tuvo que irse sin concretar la buena acción que pensaba realizar.Pero me dejó un libro que se llama “El Profeta”, escrito por un caballero de nombre Gibrán Jalil Gibrán que vivió por allá en el Líbano, y digo vivió porque por lo que decía su biografía partió de esta vida (o puta vida como algunos con saña le llaman), en el siglo pasado, como en 1900 y tantos. Y es una lástima que le haya pasado esto que a todos los seres que habitamos esta bola de tierra y rocas y mares nos tenga que pasar algun dia, porque el hombre escribía cosas muy bonitas y ciertas, muy pacíficas como a mi me parecieron.El libro contiene varias partes referidas a ditintas cosas aparentemente simples, pero profundas.La que hasta ahora más me remeció trayéndome recuerdos de lo que me suena como a vida o vidas anteriormente mías, es una referida a los hijos y la frase a la que de refilón les mencionaré es (refiriéndose a los hijos): “Podéis darles la vida, más no vuestros pensamientos”.¿Se fijan cuánta verdad hay en estas pocas palabras? A mi me dá una cosa como extraña el hablarles a ustedes y a cada rato salirles con eso de recuerdo que, me acuerdo y eso.Lo que me pasa es que pareciera que lo único que me queda en este mundo son algunos recuerdos repartidos en una cantidad impresionante de cajoncitos que hay en alguna parte de mi mente. Lo malo es que alguno de esos cajones están cerrados y no tengo la llave para abrirlos, pero, me han dicho que en este lugar en que estoy es posible que encuentre unas pocas más y pueda recuperar las suficientes como para armar algo parecido a una línea de vida con un principio e intermedios.
Y es cierto que  los hijos  -porque les guste a algunos o no-, en el reino animal del que somos parte, para produsir uno, se necesitan dos personas: un papá y una mamá y hasta ahora los científicos por más que se esfuercen y hagan proezas no han podido elucubrar otra manera, hasta donde yo sé. Decia que a los hijos los padres pueden darles o traerlos a la vida que nosotros todos habitantes y estantes del planeta disfrutamos pero, por más que se empeñen, no pueden (ni deben, agregaría yo) darles los pensamientos propios para que esos vástagos en tiempos futuros los hagan parte de si mismos: Pueden seguir los consejos, admoniciones, exortaciones, amenazas , ruegos, chantajes, súplicas, etc., pero nunca en lo absoluto podrán pensar igual que sus progenitores. Porque una vez que se ha cortado el cable que tiene o tenía unido al bebé con su matriz, ya el chico comienza a vivir su propia vida aunque dependiendo para la alimentación y demás asuntos propios de la indefensión en que llegamos en pelotas a este mundo; hasta que le da en darse cuenta que piensa y razona. Y así es que de repente le pueda dar con ser poeta, o artista o derechamente el peor bandido que ha pisado por nunca jamás esta tierra, mandando,(y aqui con el perdón de los presentes y damas si las hubiera), a la mismísima mierda los consejos y educación que con tanto esmero y buena intención trataron de grabarle.Tal vez el padre o la madre o los dos juntos, quisieron que el niño cuando grande fuera médico, arquitecto, ingeniero, conductor de bus, abogado, profesor, futbolista ( que es por lo que me doy cuenta una profesión en que no se necesita mucha capacidad mental ni ser muy inteligente, pero se gana harta plata) o algo así. Pero en alguna parte el retoño o vástago como más arriba lo clasifiqué, ha decidido que su vida es suya y de nadie más y que puede hacer o deshacer con ella lo que se le venga en la condenada gana. Leyendo eso acerca de los hijos, me vino como un relámpago y me pareció ver la imagen de un niño como de un metro de alto, sujetando en una mano una botella de plástico de color rojo, pantalones acanpanados, un collar que seguramente se lo había hecho yo y una mirada de profunda interrogante en sus ojos bellamente negros.
Supongo que a esa persona que me vino a ver, le puedo llamar amiga, aunque en los hechos no nos hallamos podido conocer.
Bueno mi amiga se llama María, María Camín y por la dedicatoria que me dejó en el libro, escribe bonito y aparte del lápiz, lo hace con los sentimientos. Y sería de mi parte una descortesía inpropia de mi persona el no reconocer el mèrito que ella tiene. Como podrán en suponer, y les pido no me juzguen como amarrete o tacaño, la dedicatoria que puso en este, el primer libro nuevo y verdaderamente mío que he tenido, no se las puedo enseñar a ustedes, porque aunque ella no puso mi nombre en ella porque no lo sabe, prefiero dejarlo como algo privado aunque sé con total seguridad que el personal que vive y el personal que trabaja en este lugar en el primer descuido que tenga van a meter sus morros entre sus páginas y averiguar por pura malicia lo que se halla escrito en él: lo que escribió Gibrán y María. También, tengo la seguridad de la más absoluta que por más que lean y traten de encontrarle algún sinificado, no serán capazes de darse la más puñetera idea de la importancia y de el o los mensajes que están incluídos entre cada línea, estrofa y signo de puntuación.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mi mundo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a ME HAN VENIDO A VISITAR. DESDE EL TRONO III

  1. María dijo:

    Un día te presentaré a mi niña interior para que se escriba contigo, qué bonito :))))

    Me gusta

  2. kurilonko dijo:

    Creo que seria jenial. Talvez aunque mi umanidad se encuentra aquí como secuestrada,el poder comunicarme con alguien más y tener la serteza que no estoy hablando solo me traiga un poco de sielo,aire y sonido de pajaros.Grasias Maria, ojalá la procsima vez que vengas pueda conoserte y que los malnacidos de portería no lo impidan.Un abrazo.

    Me gusta

  3. Traquilo, los malnacidos de la portería no me verán, ya me prestará Hades su capa de invisibilidad. Es como la de Supermán pero a lo griego, y más sesi 🙂

    Me gusta

  4. kurilonko dijo:

    Grandioso!!!, nos estamos entendiendo.He leído aserca de los griegos y se que eran mui balientes.Podrías, tal vez mandar a los de portería a funcar como porteros al Hades para siempre,siempre.Aunque si tienes esa capa, podrás entrar y nos podremos pasear por el patio y como aqui no me toman en cuenta no les será estranio que ande dando bueltas y sonriendo.Chau, Maria.

    Me gusta

  5. Paulina dijo:

    HolaMe llamo Paulina soy administradora de un directorio web/blog. Muy buen blog, tiene de todo un poco.Comento ademas porque busco intercambiar enlaces. Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.Si estás de acuerdo. Házmelo saber al mail paulina.cortez@hotmail.clSuerte con tu web! :)Pau

    Me gusta

  6. kurilonko dijo:

    Me parece genial, en todo caso. Démosle curso!!.

    Me gusta

Exprésate, opina; esa es la idea, con una salvedad: si quieres trolear vé a otro lado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s