POWER BALANCE: OTRO FRAUDE DESMONTADO


“Hemos asegurado en nuestra publicidad que las pulseras Power Balance mejoran la fuerza, el equilibrio y la flexibilidad. Admitimos que no hay pruebas científicas creíbles que apoyen nuestras afirmaciones y, por tanto, hemos incurrido en conducta engañosa en contra de la sección 52 de la Ley de Prácticas Comerciales de 1974”.

Así, simple y llanamente, la empresa en su página Web reconoce que todo ha sido un engaño babilónico y promete a aquellos que se han sentido defraudados, devolver el importe pagado por el inútil artilugio.

Lo terrible del caso es que desde  la iniciación de las campañas mundiales para promocionar el producto e ir engañando incautos acríticos, con la connivencia de deportistas & others que se prestaron vaya uno a saber por qué para tal desaguisado, la empresa sabía que todo era y es un fraude monumental.

Pero no creas que los creadores del artefacto con la llegada del espíritu navideño y a fin de empezar un nuevo año sin karmas negativos, sintieron una especie de remordimiento y salieron a la palestra para soltar la verdad y pedir disculpas, contritos y arrepentidos. No. Nada de eso. Fueron obligados por la Comisión Australiana para el Consumo y la Competencia (ACCC) quien, tras la investigación llevada a cabo y haber examinado y ponderado las ridículas afirmaciones pseudocientíficas de los creadores del adefesio determinó que los anuncios de la pulsera del equilibrio violaban la legislación comercial australiana ( en realidad las legislaciones comerciales de todo el mundo civilizado, creo yo, pero en fin, por algo se empieza), porque los vendedores sostienen cosas que no pueden demostrar y ordenó a la compañía retirar ese tipo de afirmaciones tendenciosas e incontrastables de la publicidad. Pero el daño, o timo, fraude, dolo, zancadilla, ya está hecho y lo redituado por él está en las faltriqueras de los emprendedores.

Pero, dejémonos de cuentos, que también el consumidor tiene su parte de responsabilidad al abrir la boca para que le metan el dedo. En efecto, uno de los creadores del bodrio ,Troy Rodarmel, quien reconoció en una entrevista que él y su hermano “No somos científicos, sólo sumamos dos y dos”, declaraba con gran desparpajo para dar visos de verdad a sus afirmaciones que «Hay pruebas de que puedes incluso sostener un plátano o una manzana y eres más fuerte» para dar a entender que por un efecto de resonancia, tales frutas dan al organismo más equilibrio y fortaleza, contrariamente, con el azúcar ( y sin necesidad de ser ingerida), se pierden tales condiciones. Ergo, con la pulserita, basta con que tenga un holograma grabado para actuar sobre el organismo porque ” funciona a través de frecuencias que se encuentran en nuestro ambiente natural, de las que conocemos sus efectos positivos en el campo de energía del cuerpo. Esto ayuda a desarrollar el equilibrio, la flexibilidad, la fortaleza y bienestar general»  Con tan contundente descripción, ¿quién puede resistirse?

Estos magufos de nuevo cuño, ¿sabrán qué demonios significa  lo que aseguran?

Frecuencia no es, en pocas palabras una especie de radiación “ciberelectromágnetica”, sino  simplemente una medida, una magnitud física que señala la cantidad de repeticiones de un evento en un espacio de tiempo determinado, como una vibración u oscilación. A vía de ejemplo, una nota musical, el sonido de una bofetada, o el corazón humano tienen una frecuencia determinada. En este último caso,  va de las 60 a 80 pulsaciones por minuto. Ahora bien,¿ cómo sería posible grabar a través de un láser, en un holograma la o las  ” frecuencias que se encuentran en nuestro ambiente natural” y que tengan un efecto mensurable sobre el organismo del portador que ha desembolsado los cuartos necesarios para adquirir semejante prenda? Si, ya lo sé, puedes decirme: no me cuadra por ningún lado. Pero, aunque te cueste creerlo, a través del ancho mundo en que vivimos, hay millones de seres supuestamente inteligentes que se tragaron sin dudar tamaño dislate sin siquiera detenerse a analizar lo que les ofrecían.

Imagino, que más temprano que tarde tendremos a otro emprendedor con pocos escrúpulos que, al ver el mercado creciente de incautos que pueblan nuestro planeta, nos deleitará con alguna otra creación carente en extremo de respaldo científico pero, suficiente para llenar las espectativas de quienes quizás por una razón patológica, necesitan ser engañados. Yo, paso. ¿ Y tu?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MAGUFERIAS y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a POWER BALANCE: OTRO FRAUDE DESMONTADO

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Yo también. Me timaron en su momento y tengo un imán profesional, polo norte bajo mi lecho, duermo también con un Tarot Visconti y una pirámide pero son cosas mías, que hago yo, sueño, eso es cierto pero es que ahora duermo sola, leo y me quieren 🙂

    Me gusta

Exprésate, opina; esa es la idea, con una salvedad: si quieres trolear vé a otro lado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s