Cannabis para el tratamiento de la tricotilomania.


La tricotilomanía es la compulsión que lleva al paciente a tironearse el cabello hasta arrancárselo. Tal conducta, observada mayoritariamente en mujeres, sobre la cual los médicos aún no se ponen de acuerdo ni  en sus causas ni medicación, ha sido tratada hasta ahora con naltrexona y con inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS), que han demostrado cierta eficacia en la reducción de algunos síntomas.

La terapia conductual y el contracondicionamiento también pueden ser efectivos dado que este desorden normalmente se presenta en personas depresivas, con baja autoestima y/o ansiedad pero lamentablemente, la tricotilomanía es un transtorno de por vida y las terapias han ido por el lado de mejorar la imagen de si mismo que tiene el paciente además de los rasgos depresivos y estados de ansiedad pero, no han conseguido erradicar por completo la manía de arrancarse el cabello.

Recientemente  se ha llevado a cabo en el Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Minnesota en Minneapolis, EE.UU., un estudio clínico abierto con pacientes de tricotilomanía a los que se les administró dronabinol (THC) oral.

Catorce mujeres con una edad media de 33 años con tricotilomanía se inscribieron en el estudio de 12 semanas de duración.

Las dosis de THC osciló desde 2’5 hasta 15 mg diarios. La medida de resultado primario fue el cambio desde la línea basal en la conocida como Escala MGH-HP que mide la intensidad de los síntomas de la tricotilomanía. Con el fin de evaluar los efectos sobre la cognición, los sujetos se sometieron a evaluaciones previas y posteriores al tratamiento mediante pruebas objetivas neurocognitivas informatizadas .Doce de los 14 sujetos completaron todo el estudio.

Las puntuaciones de la MGH-HPS disminuyeron de forma estadísticamente significativa desde una media de 16’5 al inicio del estudio a 8’7 al final del mismo:

Nueve (64’3 por ciento) respondieron al tratamiento con una reducción de más del 35 por ciento en la MGH-HPS y de “mejoría grande o muy grande” en la escala de impresión global. La dosis efectiva media fue de 11’6 mg al día. El medicamento fue bien tolerado, sin que se detectaran efectos nocivos importantes sobre la cognición. Los autores concluyen afirmando que “la modulación farmacológica de los cannabinoides puede ser útil en el control de ciertas conductas compulsivas”.

Fuentes:

info@cannabis-med.org

Grant JE, Odlaug BL, Chamberlain SR, Kim SW. Dronabinol, a cannabinoid agonist, reduces hair pulling in trichotillomania: a
pilot study. Psychopharmacology (Berl). 2011 May 19.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Actualidad, Cannabis, Noticias y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cannabis para el tratamiento de la tricotilomania.

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. HL dijo:

    Vi una EXCELENTE película inglesa sobre obsesivos compulsivos (Dirty filthy love).
    Uno de los personajes tenía ese síntoma, entre otros tantos.
    Tomaba drogas legales para “sentirse mejor” y hacía un tipo de terapia que intentaba entrenarla para transformar su infierno mental en “ruido blanco” -ignorarlo-, sin embargo seguía arrancándose pelito a pelito.
    Usted definitivamente no está para los negocios.
    Yo no hubiera publicado este post.
    Si los ingleses produjeron el Sativex, usted podría haber ofrecido el Porrex = millones de maníacos obsesivos compulsivos del mundo lo hubiéramos hecho millonario.

    Me gusta

Exprésate, opina; esa es la idea, con una salvedad: si quieres trolear vé a otro lado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s