UN OXIMORON: CRISTIANO ANTISEMITA.


El oxímoron (del griego ὀξύμωρον, oxymoron, en latín contradictio in terminis), dentro de las figuras literarias en retórica, es una figura lógica que consiste en usar dos conceptos de significado opuesto en una sola expresión.

Hace unos días, nada más que por el placer de leer un libro de papel aprovechando mis primeros dias de vacaciones, acometí la tarea de despachar la novela de Walter Scott “Ivanhoe”, que es la más conocida de sus obras. Ambientada en la Inglaterra del siglo doce, plena época medieval. Tiempo de cruzadas, caballeros, templarios, ignorancia, superstición y violencia. Como una piedra en el zapato la frase que espeta el caballero templario Bryan de Bois Guilbert en contra de Isaac de York al llamarlo “perro judío” me incomoda generando una pregunta: ¿Por qué tanto odio de un cristiano hacia un judío? Recordemos que la doctrina cristiana del amor fué enseñada por un rabí judío de Nazaret: “Ama a tu prójimo como a ti mismo” (Mateo 19:19); ” Y este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros como yo los he amado” ( Juan 15:12); “Amad a vuestros enemigos” ( Mateo 5:44) ¿Entonces…?
¿ Cómo es que la ecclesia inspirada por un rabí judío y sus doce apóstoles judíos comenzara a perseguir y matar judíos como asunto doctrinal? ¿Puede haber contradicción más grande que un cristiano antisemita?

EN EL PRINCIPIO ADORABAN JUNTOS.

Después de la crucifixión de Jesús, judíos y gentiles siguieron adorando juntos en perfecta armonía; situación que cambiaría drásticamente y para siempre con la irrupción del emperador Tito quien, marchando desde Roma en el año 70 , asedia durante meses la ciudad Santa de Jerusalén para al final conquistarla y destruirla. Más de un millón de judíos murieron durante el sitio, la mayoría de hambre. Los sobrevivientes, 97.000, fueron llevados a Roma donde parte de ellos fué crucificada y 70.000 fueron esclavizados para construir el Coliseo. Pero en la ciudad no vivían sólo judíos. Muchos creyentes gentiles ( no judíos) obedeciendo el mandato del conquistador antes del asedio, huyeron a la ciudad de Pella; y esa separación física se haría permanente e insalvable constituyendo una de las bases de la tensa relación entre ambos grupos, exacerbada hasta la náusea cuando a principios del siglo IV el emperador Constantino cristianizó el imperio romano. Con la impresión de su sello, hizo de la versión romana del cristianismo la religión oficial del Estado. El primer acto del drama que hasta el día de hoy nos sacude estaba servido y listo para extenderse como una mancha de aceite.

“Constantino y sus clérigos en el Concilio de Nicea, año 325, enseguida comenzaron a promulgar una serie de restrictivos edictos contra el pueblo judío. Su propósito era separar a gentiles y judíos para que no adoraran juntos. En sus palabras, él consideraba a los judíos “una secta malvada y perversa”; no tengamos nada que ver con los judíos que son nuestros adversarios, a fin de no tener nada en común con esos parásitos y asesinos de nuestro Señor” (1)

Sabemos con certeza que a partir de ahí, el antisemitismo cristiano ( sí, porque no solamente la Iglesia Romana, -devenida en Iglesia Católica Apostólica y Romana-, cayó en tan deleznable actitud; el protestantismo tuvo en Martín Lutero un férreo promotor e instigador del odio hacia el pueblo judío, como veremos más adelante) fué definiendo sus líneas y tomando impulso principalmente a través de los venenosos escritos con que los padres de la iglesia inflamaban los corazones de la feligresía. El punto descollante en esto, enmascarado como enseñanza espiritual, llega a través de S. Juan Crisóstomo.

Los sermones antijudíos de Crisóstomo fueron lectura clásica cristiana durante siglos.

Los sermones antijudíos de Crisóstomo fueron lectura clásica cristiana durante siglos.

A este santo arzobispo de Constantinopla, la gente le puso el apodo de “Crisóstomo” que significa: “boca de oro”, porque sus predicaciones eran enormemente apreciadas por sus oyentes. Es el más famoso orador que ha tenido la iglesia. Su oratoria no ha sido superada después por ninguno de los demás predicadores y tiene el dudoso honor de ser el primero de una larga lista de líderes religiosos cristianos que etiquetó a los judíos como asesinos de Cristo. Por otra parte, debemos considerar que los sermones antijudíos de Crisóstomo fueron lectura clásica cristiana durante siglos. No es de extrañar entonces, que en Semana Santa, los clérigos cristianos siguiendo el derrotero fijado por esta eminencia, inflamaran las pasiones con encendidas arengas hasta conseguir que los fieles, armados con cuanta cosa pudiera provocar daño, corrieran a los barrios judíos para darse un festín de violencia. Se convirtió en costumbre sancionada tácitamente como deseable, para estas fechas, arrastrar un judío hasta la iglesia para ser golpeado en la cara frente al altar.(2)

UNA PAUSA…

Volviendo a la novela Ivanhoe, que es la motivación de lo que estoy escribiendo: A pesar de estar situada en el siglo XII con suficiente exactitud, no es una novela histórica; aún así, deja ver y formarse una imagen acerca de lo que ocurría en esa época, mostrándonos la idealizada figura de Wilfrido de Ivanhoe y las de sus caballeros; más, no debe llamarnos a error: nuestro héroe era profundamentre antisemita como lo demuestra su despectiva relación con Rebeca y su padre, Isaac de York. Y esto, nos dá pié para adentrarnos en las cruzadas, los caballeros templarios y sus bellaquerías.

LOS CRUZADOS, SU SANTA MISION Y OTRAS BRUTALIDADES.

El fermento del odio cristiano hacia todos aquellos que no lo fueran, finalmente desemboca en uno de los tantos episodios vergonzosos en que la fé es tomada como bandera y carta blanca para someter, convertir o eliminar a los herejes. “La convocatoria y la subsiguiente predicación de la Primera Cruzada a Tierra Santa en 1096, inspiró un creciente antisemitismo entre las poblaciones cristianas europeas. En algunas partes de Francia y Alemania, los judíos eran percibidos como enemigos equivalentes a los musulmanes. Además, en base a afirmaciones de los Evangelios (actualmente consideradas falsas), se les hacía responsables por la crucifixión de Cristo, y eran mucho más visibles para la población que los distantes musulmanes. La predicación de la Primera Cruzada hizo que muchos cristianos se preguntaran por qué debían viajar cientos de kilómetros para luchar contra los no creyentes, si ya tenían grupos de ellos viviendo cerca de sus hogares”.(3)  Por consiguiente, los ejércitos de cruzados, llamados Caballeros de la Cruz y las hordas de desalmados que les seguían dejaron un rastro de sangre judía por Europa.

templarios

Los templarios no eran hombres pretendidamente santos en una misión santa.

Y es necesario aclarar: los cruzados no eran solamente hombres pretendidamente santos en una misión santa- rescatar Jerusalén de los musulmanes- sino una turba desigual y engañada de ladrones, asesinos y violadores que creían firmemente que por el hecho de emprender esa cruzada sus pecados ya le habían sido perdonados por el mismísimo Papa, Vicario de Cristo en la Tierra. Un cruzado no solamente consideraba prescritos sus pecados, anteriores y los que pudiese cometer, sino también en el terreno pràctico, le eran canceladas todas las deudas económicas o de cualquier tipo que pudiese tener con acreedores judíos. Así, entonces, parece de un pragmatismo lógico dado por las circunstancias el que tantos jóvenes europeos se apuntaran en la causa: era una manera rápida de librarse de las deudas tanto en esta vida como, en teoría, en la próxima. Ellos podían asesinar a los judíos y violar a sus esposas e hijas y todo ello era perdonado de antemano por el Papa, incluso antes que salieran en su santa misión. ¿Por qué? Porque la iglesia romana, en un intento por hacerse con el control de Jerusalén declaró que ésa, era la voluntad de Dios. Así de simple, that’s all folks!!!

En 1099, la Cruzada Godfrey fué la primera en llegar a Jerusalén invadiendo la ciudad a través del barrio judío.

En 1099, la Cruzada Godfrey fué la primera en llegar a Jerusalén invadiendo la ciudad a través del barrio judío. Alrededor de 900 judíos fueron asesinados en este primer embate

En 1099, la Cruzada Godfrey fué la primera en llegar a Jerusalén invadiendo la ciudad a través del barrio judío. Alrededor de 900 judíos fueron asesinados en este primer embate

Alrededor de 900 judíos fueron asesinados en este primer embate, En su desesperación, habían corrido a refugiarse en la sinagoga donde fueron encerrados y puesto fuego al edificio. Mientras morían abrasados, sus gritos eran opacados por los cruzados que marchaban afuera, golpeando sus escudos y cantando: “Cristo te adoramos” ¿Debería sorprendernos que hoy, un judío no vea en la cruz la idea del perdón de los pecados sino una señal bajo la cual su raza ha sido masacrada durante dos mil años?
Así las cosas, transcurre el tiempo y el pueblo judío vé con dolor que cada vez el dogal que el cristianismo ha puesto en sus cuellos, se estrecha más y más. En parte alguna encuentra paz sino el desprecio, el odio y la persecución.

EL CUARTO CONCILIO LATERANO, PREAMBULO DEL HOLOCAUSTO

En 1215, respondiendo al llamado del Papa Inocencio III más de mil delegados de la iglesia se reúnen en el Cuarto Concilio Laterano, en cuatro tormentosas sesiones con el fin de determinar cuál sería la relación oficial entre cristianos y judíos bajo la política católica romana. Uno de los edictos resultantes de esta reunión fué una declaración formal que avalaba la forma opresiva, intolerante y violenta de la iglesia durante los siglos anteriores, constituyéndose, así, en el estándar de conducta oficialmente aprobado para los cristianos europeos respecto a los judíos a lo largo de los siglos. Y de la reunión de estas eminencias, brota un edicto que, siglos más tarde en la nación más culta de Europa sería replicado.

El concilio declaró que los judíos debían llevar una vestimenta distintiva a objeto de ser reconocidos a simple vista, preocupados de que los cristianos no fueran, por error, a mezclarse y contaminar la pureza de la sangre cristiana. ” A fin de que la ofensa de tan terrible mezcla no se extendiera más, bajo la excusa de un error de este tipo, decretamos que tales personas de ambos sexos, en todas las provincias cristianas y en todo momento, deben ser distinguidas en público de otras personas por el carácter de su ropa.” (4)

PROTESTANTES: A LA PALESTRA

Italia y España ( en algún momento futuro me referiré a la Santa Inquisición española), no fueron las únicas naciones europeas que persiguieron a los judíos a lo largo de la Historia. Durante la Edad Media y siglos subsiguientes, a los judíos se les expolió y asesinó por toda Inglaterra, Francia y Alemania. Sería Alemania, sin embargo, la que produciría dos de las influencias más poderosamente antisemitas de todos los tiempos.

Dean Inge escribió: ” El peor genio malvado de Alemania no es Hitler, o Bismarck, o Federico el Grande, sino, Martín Lutero.” Pocas personas han tenido una influencia más gravitante sobre las religiones protestantes que él, sin lugar a dudas.

" El peor genio malvado de Alemania no es Hitler, o Bismarck, o Federico el Grande, sino, Martín Lutero."

” El peor genio malvado de Alemania no es Hitler, o Bismarck, o Federico el Grande, sino, Martín Lutero.”

Lutero, cansado ya de la ostentosa vida de los príncipes de la iglesia, los negociados, contubernios, luchas de poder, crímenes de toda índole en que éstos se enfrascaban con minuciosa regularidad, decide emprender la Reforma, cuyo punto de partida fué un acto simbólico que desencadenaría consecuencias permanentes: en la puerta de la iglesia del palacio de Wittenberg, el dia 31 de Octubre de 1517, clava sus 99 tesis ( algunos autores sostienen que fueron 95, pero no vamos a entrar en detalles…). Del tenor de sus tesis que ponían al descubierto el comportamiento completamente alejado de la caridad y templanza cristianas desde el más empinado jerarca de la iglesia hasta el más insignificante de sus frailes, amén de poner en entredicho la autoridad divina de los Papas para mediante bulas, redimir pecados, otorgar dispensas, indulgencias y una ingente cantidad de actos y actividades que derechamente cabe encasillarlas entre lo terrenalmente mundano.

Al llevar adelante su decisión que abiertamente le ponía en contra en todos sus frentes con la iglesia, probablemente Martín Lutero imaginó que los judíos estarían encantados con su nueva marca de cristianismo y se le unirían decididos en su asalto a la Iglesia Católica.
En los comienzos de su ministerio, Lutero no tenía remilgos en hacer elogiosos comentarios acerca de la contribución que los judíos habían hecho al cristianismo ( no perdamos de vista que el cristianismo sin el judaísmo no habría existido y que la premisa contraria no es posible) Los necesitaba. Grande fué su despecho cuando se percató que aquéllos continuaban impasibles dentro de su fé y que no tenían la menor intención de abrazar el nuevo estilo religioso que emergía a partir de las 99 tesis y su Reforma. De ahí que Lutero se volviera en contra de ellos con una animosidad, odio, vulgaridad y ánimos venganza que sorprenden.

Algunas de las declaraciones más cruelmente odiosas jamás realizadas hacia los judíos se encuentran contenidas en su tratado ” Con respecto a los judíos y sus mentiras”, helo aquí:

” Permitan que les dé mi sincero consejo.
En primer lugar, sus sinagogas o iglesias deberían ser quemadas, y cualquier cosa que no arda debería ser cubierta de tierra para que nadie pueda ver nunca ni cenizas ni piedras de ellas. Y esto debiera hacerse para honor de Dios y del cristianismo, a fin de que Dios pueda ver que somos cristianos…

En segundo lugar, sus hogares deberían ser derribados y destruídos.

En tercer lugar, ellos deberían ser privados de sus libros de oraciones y talmudes, en los cuales se enseñan tales idolatrías, mentiras, maldiciones y blasfemias.

En cuarto lugar, se debería prohibir a sus rabinos que enseñen, bajo amenaza de muerte.

En quinto lugar, debería prohibirse por completo a los judíos pasaportes y privilegios de transporte. Que se queden en sus casas.

En sexto lugar, debiera detenerse su usura. Por esta razón, como dije antes, todo lo que poseen nos lo robaron mediante su usura, porque no tienen otro medio de sostén.

En séptimo lugar, que se les dé a los jóvenes judíos y judías el mayal, el hacha, la azada, la pala y el huso; que se ganan el pan con el sudor de sus frentes, como se les impone a los hijos de Adán. Debiéramos expulsar de nuestro sistema a los brazos flojos.

Sin embargo, si tenemos temor a que ellos pudieran hacernos daño personalmente, o a nuestras esposas, hijas, sirvientes, ganado, etc., entonces apliquemos la misma astucia ( expulsión) que los otros países como Francia, España, Bohemia, etc., y saldemos la cuenta por lo que ellos nos han arrancado, y después de haberlo dividido con justicia, expulsémoslos del país para siempre.

Para resumir, queridos príncipes y nobles que tienen judíos en sus dominios, si este mi consejo no les encaja, entonces busquen una mejor manera a fin de que ustedes y nosotros podamos ser liberados de este insufrible peso: los judíos” (5).

Estas fueron algunas de las últimas palabras, plasmadas para la posteridad y oprobio de Martín Lutero, su autor. Cuatrocientos años después, lamentablemente, su tratado que prescribía un atroz tratamiento al pueblo judío, sería llevado a cabo casi al pié de la letra en su propio país, cuna de inspirados genios que dieron brillo a las artes y las ciencias; pero eso, también, espero en un futuro de incierta cercanía ( o lejanía) tratar en este espacio.

Dedicatoria: A mi amigo Shlomo ben David quien después de varios años, aparece por mi casa. Conversando sobre lo que estoy leyendo nos preguntamos por qué tanto odio de un cristiano hacia un judío. Ambos hemos aprendido.

© 2013, La Consulta de Kurilonko

Bibliografía:

(1)        Gil Kaplan, Israel’s History of persecution.

(2) (4)  Edward H Flannery, The anguish of the Jews.

(3)        Wikipedia.

(5)         Encyclopedia Judaica, vol 3.

Créditos por las Imágenes:

http://interesmundial.wordpress.com;

http://lectiodivinacamo.blogspot.com

http://biografiasyvidas.com

http://es.wikipedia.org/wiki/

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Debate, Israel y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a UN OXIMORON: CRISTIANO ANTISEMITA.

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. hljorge dijo:

    No es un oxímoron. Los cristianos les robamos el dios a los judíos y lo patentamos. Joderse. Necesitamos a Jehová porque sin su papá nuestro dios Jesus sería un megalómano psicótico en LSD. Eliminamos judíos para borrar la evidencia.
    Feliz Navidad.
    Y próspero Año Nuevo con lucha para toda la manada.
    HL

    Me gusta

Exprésate, opina; esa es la idea, con una salvedad: si quieres trolear vé a otro lado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s