¡DEVUELVANNOS A NUESTROS MUCHACHOS, AHORA!


“Toda persona que se apodere de otra (que en adelante se denominará ”el rehén”) o la detenga, y amenace con matarla, herirla o mantenerla detenida a fin de obligar a un tercero, a saber, un Estado, una organización internacional intergubernamental, una persona natural o jurídica o un grupo de personas, a una acción u omisión como condición explícita o implícita para la liberación del rehén, comete el delito de toma de rehenes en el sentido de la presente convención”.

(Convención Internacional Contra la Toma de rehenes de Naciones Unidas, artículo primero.)

 Gilad Shaar (16), Naftalí Frenkel (16) y Eyal Yifrach (19), permanecen secuestrados por terroristas árabes.

Gilad Shaar (16), Naftalí Frenkel (16) y Eyal Yifrach (19), permanecen secuestrados por terroristas árabes.

Lo que es inobjetable, es que los diferentes grupos terroristas que operan en medio oriente, han hecho de la toma de rehenes y el uso de civiles como escudos humanos, -al amparo de organizaciones para quienes el fin justifica los medios, especialmente cuando el fin es causar daño al Estado de Israel-, como una forma aceptable de llevar adelante sus agendas de violencia. Todo les está permitido: bombardear, a propósito, ciudades con el fin de causar bajas civiles; secuestrar civiles que no son parte en el conflicto. Fiel reflejo de lo anterior es lo declarado por  Fathi Hammad  el 29 de febrero de 2008 (MEMRI) en el canal Al-Aqsa : “[Los enemigos de Alá] no saben que el pueblo palestino ha desarrollado sus [métodos] de muerte y de búsqueda (de la muerte). Para el pueblo palestino, la muerte se ha convertido en una industria en la cual, las mujeres sobresalen, de la misma manera que todos los que viven en esta tierra. Los ancianos sobresalen en ello, lo mismo que los mujahideen y los niños. Es por esto que hemos formado escudos humanos de mujeres, niños y ancianos y mujahidenes, desafiar la máquina de bombardeo sionista. Es como si le estuviesen diciendo al enemigo sionista: ‘Deseamos la muerte como tú deseas la vida‘”.

Gilad Shaar (16), Naftalí Frenkel (16) y Eyal Yifrach (19), civiles israelíes están secuestrados por terroristas palestinos. A continuación, tomado del sitio Por Israel, un artículo escrito por Gerald Steinberg que expresa la desazón que produce el doble estándar de , principalmente, organizaciones pro derechos humanos para quienes estos derechos no son aplicables cuando las víctimas son ciudadanos israelíes.

En un mundo moral y justo, donde los derechos humanos universales eran más que un slogan a ser aprovechado cuando era políticamente conveniente, el secuestro de tres adolescentes israelíes hubiese producido indignación, inmediata y generalizada, reclamos de acción e, incluso, manifestaciones ante las Naciones Unidas reclamando su liberación. Pero, en el mundo real, tres días después de que el secuestro se hiciera de público conocimiento, aquellos que aseguran promover causas morales, permanecen, en esencia, en silencio.
El Concejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas no convocó a una reunión de emergencia ni designó una investigación para que sea encabezada por una figura de estatura internacional.
De modo similar, la red de poderosas organizaciones no-gubernamentales (ONG’s), que reciben cientos de millones de dólares cada año, en apariencia para defender los derechos humanos, otra vez muestran su desprecio por los derechos de los israelíes. La única excepción significativa es el Comité Internacional de la Cruz Roja, que emitió un claro e inmediato comunicado reclamando “la inmediata e incondicional liberación de los tres adolescentes”. Los otros, incluyendo a Amnistía Internacional con base en Londres, la Federación Internacional por los Derechos Humanos (París), la Red Euro-Mediterránea de Derechos Humanos (Bruselas), y Defensa por los Niños Internacional (Ginebra), permanecieron en silencio. Aunque siempre son rápidos en emitir condenas, publicar llamativos informes, llevar a cabo conferencias de prensa y lanzar campañas internacionales para acusar a Israel, no se tomó ninguna de esas acciones para llamar la atención hacia los israelíes secuestrados.
Incluso si no gozan de ninguna empatía con los israelíes, esos defensores de los derechos humanos deberían condenar el uso palestino del secuestro como medio para liberar terroristas. Estas organizaciones invocan, con frecuencia, el lenguaje, si no la esencia, de la ley y el juicio justo, como garantías necesarias para los derechos humanos. Pero, cuando se trata de atacar a Israel, estas normas son suspendidas.
Ninguna ONG de “derechos humanos” produjo, ni siquiera, un breve reporte sobre los violentos ataques contra civiles israelíes con los propósitos de secuestro y negociación, incluyendo el ataque a la escuela de Ma’alot (1974), el secuestro del ómnibus N°300 (1984), el secuestro de Gilad Shalit (2006-2011), y muchos más ejemplos anteriores a este secuestro más reciente.
El silencio del Observador de los Derechos Humanos (HRW) respecto al secuestro contrasta con sus golpes contra Israel en relación al ambiguo incidente, durante una violenta manifestación el 15 de mayo, en la cual dos palestinos fueron, se supone, asesinados. Ken Roth, el obsesivo líder israelí de HRW durante casi tres décadas, hizo mención a los secuestros en su hiperactiva cuenta de twitter, dedicándoles 140 caracteres. Sin embargo, incluso este mínimo reconocimiento fue moralmente confuso, como para restar importancia al caso.
Según Roth: “Asistir a una escuela en una asentamiento ilegal no legitimiza el aparente secuestro de los #adolescentes israelíes. Deben ser liberados”. Al encabezar el comentario con “el asentamiento ilegal”, Roth remarcaba la justificación para este acto de salvajismo, antes de admitir el derecho humano básico de los jóvenes israelíes a la libertad.
En respuesta a Roth, Hillel Neuer, Presidente del Observador de los Derechos Humanos, destacando que, cuando se llevaron a cabo los secuestros, ¿“Por qué Roth se molestó en mencionar que los jóvenes – dos de ellos de 16 años – estudiaban en un “asentamiento ilegal”?…Aunque Roth parece insistir en que, este hecho, “no legitimiza” su secuestro, la única posible razón que mencionó, fue para resultar ambiguo en su reclamo de su libertad.

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Actualidad, Debate, Israel, Noticias y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a ¡DEVUELVANNOS A NUESTROS MUCHACHOS, AHORA!

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. hljorge dijo:

    Por supuesto que adhiero. Pero debes aclarar a quién se lo pides.
    Netanyahu es una rata prepotente electoralmente oportunista y peligrosa, que “confunde” Gaza con Cisjordania.
    Escuché a los palestinos de verdad, los de Cisjordania. Están construyendo algo ahí.
    Israel tiene que empezar a llevar un poco de paz sacando los asentamientos.

    Me gusta

    • Hola HL, bienvenido!
      Se lo pedimos a los terroristas de Hamás, ellos son quienes los han secuestrado.
      No debemos mezclar las cosas.
      Los asentamientos son un tema, espinoso es cierto, pero que no debería llevarnos a aceptar como válida cualquier forma de reivindicación, especialmente cuando ésta tiene como objetivo militar a civiles.
      La pregunta que deberíamos hacernos es qué persiguen los terroristas con esta provocación, sabiendo que el Estado de Israel jamàs abandonarà a un ciudadano suyo y que esta acción traerà consecuencias.
      Dolorido abrazo, bro. Sh’lom

      Me gusta

      • hljorge dijo:

        No estaba preparado para tan pronta respuesta. Haré lo mejor que pueda >
        Egipto tiene que hacerse cargo de Gaza. A los terroristas no se les puede pedir nada. Un amigo mío -católico- trabajó en Tel Aviv. Sobrevivió. Pasaba todas las mañanas hacia su trabajo frente a un bar que de pronto explotó, dejando un montón de muertos, y de mutilados -que no son noticia-.
        Yo me quedo con mi pregunta “¿qué persigue Netanyahu?”
        Junto a Israel
        Dolorido abrazo, bro. Sh’lom

        Me gusta

  3. Ben Netanyahu tiene, al parecer, su propia agenda pero, su personalismo y su visión del conflicto ya no “cuadran” con la época que estamos viviendo.
    Las diferencias en cuanto a calidad de vida que hay en Cisjordania respecto a Gaza son inmensas y ello se ha podido lograr, básicamente, por la cooperación y entendimiento ( a regañadientes pero participación al fin y al cabo) y es el camino que los palestinos han rechazado una y otra vez.
    A fin de cuentas, es más redituable mantener una situación de refugiados, acudiendo a cualquier pretexto, con la consecuente ayuda económica que no es menor y que no vá , precisamente, a mejorar las condiciones de quienes debieran ser sus objetivos.

    Me gusta

  4. hljorge dijo:

    Vos empezaste con “Aliyá (עליה )”

    Me gusta

Exprésate, opina; esa es la idea, con una salvedad: si quieres trolear vé a otro lado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s