TERRORISMO ISLAMICO Y SOLUCION DE DOS ESTADOS, UNA INCONGRUENCIA.


 Khaled Abu Toameh, es un periodista árabe-musulmán, hijo de padre árabe-israelí y madre árabe-palestina.

Cuando estudiaba en la Universidad Hebrea de Jerusalén, fué a trabajar para Al-Fajr (“El

Khaled Abu Toameh, periodista árabe.

Khaled Abu Toameh, periodista árabe.

Amanecer”), el periódico de la Organización para la Liberación de Palestina; lo abandonó cuando se dió cuenta de que nunca publicaría otra cosa que propaganda.
Con la esperanza de ser un verdadero profesional, comenzó a trabajar con periodistas extranjeros que cubrían Israel. Finalmente, produjo documentales de televisión y escribió, entre otros, para el diario británico Sunday Times. Durante los últimos ocho años, ha sido especialista en asuntos árabes en el Jerusalem Post. “Yo soy un árabe musulmán y el único lugar donde puedo escribir con honestidad es en un diario judío”, dice.

“Olvídense de ISIS… hablemos más sobre un estado palestino”,  Dijo el Secretario de Estado de EE.UU., John Kerry dando muestras de la ignorancia fundamental que aqueja a Occidente en torno al tema territorial palestino y el terrorismo islámico. Son demasiados quienes piensan y creen que los atentados, masacres y atropellos sistemáticos de los Derechos Humanos en Oriente Medio están motivados o son consecuencias del nulo avance en lograr, algún día, la solución en dos estados conviviendo en una situación de paz y seguridad dentro de fronteras estables y seguras.-“No hubo un líder con el que me reuní en la región que no me planteara espontáneamente la necesidad de tratar de conseguir la paz entre Israel y los palestinos, porque es una razón para el reclutamiento, la ira y la agitación de la calle”,– dijo Kerry. “La gente tiene que entender la conexión de eso. Y tiene algo que ver con la humillación y la negación y falta de dignidad”

Ello no es así, pero la miopía, sesgo y vaya uno a saber qué razones más pueda tener Kerry para regurgitar tamañas afirmaciones le imposibilitan darse cuenta que el fin último, la agenda de ISIS, E.I, Al Fatah y todos los grupos violentistas que siembran de odio, destrucción y muerte la zona, no tienen nada que ver con las demandas palestinas sobre territorios, como es posible apreciar en el presente artículo, escrito por el periodista palestino Khaled Abu Toameh.

El Estado Islámico es uno de los subproductos de la “Primavera Árabe”, que comenzó como una revuelta secular contra las dictaduras árabes y degeneró en anarquía, ilegalidad, terrorismo y masacres que se han cobrado la vida de cientos de miles de árabes y musulmanes.

La “Primavera Árabe” no estalló como resultado del conflicto palestino-israelí. Más bien fue el resultado de décadas de tiranía y corrupción en el mundo árabe. Los tunecinos, egipcios, libios y yemenitas que sacaron a sus dictadores del poder no lo hicieron por la falta de una “solución de dos estados”.

Tampoco los árabes se rebelaron por el fracaso del proceso de paz entre Israel y los palestinos. Esto era lo último que estos árabes tenían en mente cuando se lanzaron a las calles para protestar contra décadas de dictadura y mal gobierno.

Es esta “Primavera Árabe”, y no el conflicto palestino-israelí, la que llevó a la Hermandad Musulmana al poder en Egipto. Y es la misma “Primavera Árabe” que vio el surgimiento de grupos terroristas islámicos como el Frente Al-Nusra, el Frente Islámico, el Ejército de los Mujahidines, Jund al-Sham y, más recientemente, el Estado Islámico en Siria e Irak.

El auge del Estado Islámico es un resultado directo de la anarquía y el extremismo que han estado barriendo los países árabes e islámicos en los últimos años.

Los miles de musulmanes que son voluntarios para unirse al Estado islámico no lo hacen porque se sienten frustrados por la falta de progreso en las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos. No están llamando a las puertas del Estado islámico porque están decepcionados porque la solución de dos estados no se ha materializado.

Kerry es completamente ingenuo al pensar que los jihadistas creen en algo llamado una solución de “dos estados”. La única solución en la que el Estado Islámico cree es aquella que daría lugar a la creación de un radical califato sunita islámico en todo Medio Oriente, donde los sobrevivientes no musulmanes que no sean asesinados estarán sujetos a la ley sharia.

No sólo el Estado Islámico se opone a la “solución de dos estados”, también se opone a la existencia de Israel y de un estado palestino. Bajo el nuevo califato islámico, no hay lugar para Israel o Palestina o cualquiera de los países árabes e islámicos.

Si Kerry hubiera estudiado los objetivos y la ideología del Estado Islámico, habría descubierto que el conflicto palestino-israelí no está siquiera en la parte superior de la lista de prioridades del grupo.

De hecho, la “liberación de Bait al-Maqdis” [Jerusalén] está en sexto lugar entre los objetivos del Estado islámico.

El primer objetivo del grupo prevé agitar el caos en los países árabes e islámicos.
En segundo lugar, el grupo seguirá con lo que llama “gestión de la barbarie” en estos países.
En tercer lugar, el Estado islámico emprenderá el proceso de establecer un califato islámico.
En cuarto lugar, procederá a “liberar los países vecinos y ampliar el tamaño del califato islámico.
En quinto lugar, el grupo comenzará el proceso de “liberación de los países islámicos”, incluyendo Bait al-Maqdis.

Obviamente, Kerry se debe haber perdido el discurso pronunciado el mes de julio pasado por el líder del Estado Islámico Abu Bakr al-Baghdadi.

Al-Baghdadi no habló de la “solución de dos estados”. Tampoco llamó a los musulmanes a unirse a su grupo por la falta de progreso del proceso de paz palestino-israelí. En cambio, al-Baghdadi les dijo a sus seguidores que “A Allah le gusta que matemos a sus enemigos, y hacer la jihad por amor a él. ¡Oh Allah!, dá al Islam la victoria sobre la incredulidad y los incrédulos, y dá la victoria a los mujahidines, en el este de esta tierra y en su oeste”.

Lo que Kerry quizá no sabe es que el Estado islámico no está interesado en el conflicto palestino-israelí en absoluto. El grupo terrorista ni siquiera se molestó en comentar la última confrontación militar entre Israel y Hamas en la Franja de Gaza. La falta de expresión de solidaridad con los palestinos o con Hamas del Estado Islámico durante la guerra, atrajo fuertes condenas de algunos de los principales columnistas del mundo árabe.

“Lo que es chocante y extraño es que el Estado Islámico y otros grupos terroristas que dicen hablar en nombre del Islam no hicieron un solo movimiento cuando los aviones israelíes bombardeaban a civiles dentro de la Franja de Gaza”, comentó el columnista egipcio Jamil al-Afifi. “Tampoco ninguno de sus sabios salen a condenar los despiadados asesinatos” (en la Franja de Gaza).

Kerry no reveló la identidad de los “líderes” que le dijeron que la ausencia de paz entre Israel y los palestinos era una “causa del reclutamiento y de la ira y la agitación de la calle” en los países árabes e islámicos. Lo que está claro, sin embargo, es que los eruditos sunitas no parecen compartir la evaluación de Kerry.

El mes pasado, más de 120 eruditos sunitas emitieron una carta abierta denunciando el Estado Islámico y sus argumentos religiosos. “Ustedes han malinterpretado el Islam como una religión de dureza, brutalidad, tortura y asesinato”, dice la carta. “Este es un gran error y una ofensa al Islam, a los musulmanes y al mundo entero”.

Huelga decir que los eruditos no mencionaron el conflicto palestino-israelí como una causa del surgimiento del Estado islámico. Eso es porque, a diferencia de Kerry, los eruditos sunitas saben que el Estado Islámico no tiene relación alguna con el conflicto palestino-israelí. Y a diferencia de Kerry, los eruditos musulmanes entienden plenamente que el Estado Islámico tiene más que ver con el Islam y el terrorismo que con cualquier otro conflicto.

http://www.gatestoneinstitute.org/4801/two-state-solution-isis

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Actualidad, Debate, Israel y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a TERRORISMO ISLAMICO Y SOLUCION DE DOS ESTADOS, UNA INCONGRUENCIA.

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. hljorge dijo:

    Te dije= dice are loaded. Israel es sólo una pieza ajedrez como fue Cuba antes > Ilumíname, genio

    Me gusta

  3. Dejando de lado las estúpidas declaraciones de Kerry y de su gobierno, el asunto hay que mirarlo desde fuera del contexto conspiraciones; es fácil perder el camino y quedar más enredado que antes.
    En simple: casi todos creen que el terrorismo y planes hegemónicos de los grupos terroristas islámicos está gatillado por el conflicto palestino-israelí y todas sus secuelas cuando eso no es así.
    Las agrupaciones que menciona Toameh tienen un sólo objetivo y así lo han declarado con claridad: extender el Islam, recuperar las patrias para el Islam y en ese envión, matar a quien no declare que el Islam es su fé y la shariá, de pasada, el marco rector de sus vidas a través de leyes y castigos.
    Matar a los infieles, echar a los judíos al mar, recuperar Al Andalus…..
    Y son varios miles de yijaidistas extranjeros, especialmente de la culta europa, que están combatiendo en los distintos escenarios de Oriente Medio y que en algun momento, con toda la experiencia y exacerbado islamismo volverán a sus países de orígen.
    1.200.000.000 de musulmanes; si el 90% de ellos son realmente pacíficos y practican la parte caridad de su fé, queda un 10% radical y extremista: ciento veinte millones de fanáticos dispuestos a morir y matar en nombre de su visión de la fé.
    Preocupante, ¿no?

    Le gusta a 1 persona

    • hljorge dijo:

      Disculpá, no me llegó notificación de tu respuesta.
      Creo que llamar estúpido a Kerry es minimizar la cuestión política exterior estadounidense. ¡¿Ingenuo?!
      [La “Primavera Árabe” no estalló como resultado del conflicto palestino-israelí. Más bien fue el resultado de décadas de tiranía y corrupción en el mundo árabe.]
      ¿Por qué el “mundo occidental y cristiano” no menciona esa situación? (“décadas” es muy poco decir). No es pregunta retórica. Te lo estoy preguntando. Mis conocimientos son muy limitados. Entiendo que el silencio de Occidente se debe a lo invertido por sus corporaciones en el mundo árabe. Pero hasta ahí llego nomás.
      Abrazo

      Me gusta

  4. hljorge dijo:

    Reblogueó esto en Ultimate Wanker Pressy comentado:
    [La única solución en la que el Estado Islámico cree es aquella que daría lugar a la creación de un radical califato sunita islámico en todo Medio Oriente, donde los sobrevivientes no musulmanes que no sean asesinados estarán sujetos a la ley sharia.]

    Me gusta

  5. No hay peor ciego que el que no quiere ver, HL.
    Al mundo Occidental no le cabe en la cabeza que pueda haber, en estos tiempos, sociedades tan diferentes a la suya. Diferentes en cuanto a la concepción de convivencia, respeto y derechos. Si agregamos a lo anterior las pujas por el poder entre las distintas etnias y facciones religiosas, el caldo de cultivo para atrocidades gigangtescas está dado; sólo falta el detonante, y
    sin importar lo atrabilario que pueda ser, Israel, los asentamientos, los refugiados, los palestinos y su drama de territorios se prestan perfectamente para llenar este faltante. No importa que en un análisis al detalle esta premisa se vaya al cuerno. No importa mientras en occidente mueva voluntades para condenar al Estado de Israel.
    En el mundo árabe, el concepto de respeto desde siempre ha sido sustituído por el de temor. Para los sucesivos mandamases de la región ése ha sido su norte respecto a sus súbditos: “no me importa que no me respeten mientras me teman”. Los casos de Saddam y Khaddafi ( por nombrar a dos bien conocidos) son señeros en cuanto a esto.
    Ya ha sido olvidada la relación que en occidente hubo entre iglesia y Estado y las nefastas consecuencias que esto tuvo. Aún así, la ingerencia entre la fé y el desenvolvimiento de los procesos institucionales, fué mínima: manotazos entre chiquillos comparada con la brutal y sangrienta represión y limpiezas étnicas que ISIS, Estado Islámico, Hamás & others, en este mismo momento, están llevando a cabo.
    “Numerosos conflictos sumamente cruentos han estallado durante décadas en el mundo árabe e islámico, y ninguno de ellos tenía relación alguna con Israel sino con pujas internas, divisiones religiosas dentro del islam, problemas étnicos locales y el hecho que en todos los casos, un gobierno autoritario o directamente dictatorial, regía los destinos de su población, sumida en la opresión, ignorancia y pobreza”.
    “La cantidad de muertos en el marco del conflicto israelí-palestino desde sus comienzos, es infinitamente menor que los números que resumen la violencia en Siria, Irak,Irán, Afganistán, Pakistán, Sudán y Nigeria, entre otros. Además, en todos estos últimos, el nervio motor es el islam radical que quiere imponer un tipo de vida que no responde a los valores del mundo libre, y no un deseo de ningún tipo de ayudar a los palestinos. Por supuesto que tampoco se trata de ayudar a palestinos e israelíes a solucionar pacíficamente sus diferencias.” (“Ethnic cleansing on a historic scale: the Islamic State’s systematic targeting of minorities in northern Iraq”. informe dado a conocer por Amnistía Internacional)
    ¿Petróleo? Las corporaciones del ramo, viendo que ISIS y el Estado Islámico se ha apropiado de importantes yacimientos y de pasada han hecho caja por varios miles de millones de dólares para financiar sus actividades deberían saber que sus intereses en Oriente Medio están en un equilibrio más que precario porque es muy dudoso que los nuevos califas vayan a respetar algún compromiso; si tienen el petróleo pueden poner de rodillas a las potencias occidentales.
    ¿Y si tienen el petróleo más armas nucleares?
    Una perla para considerar con seriedad y preocupación:
    Cuando en junio último Ibrahim Awwad Ibrahim, más conocido por el nombre que adoptó, Abu Bakr el-Baghdadi, se proclamó «Califa Ibrahim» al fundar el nuevo Califato Islámico, difundió una declaración en cinco idiomas anunciando la decisión. Su título: «Esta es la promesa de Alá». Nada que ver allí con el tema israelí-palestino.

    Afirmó ser el líder de «los musulmanes de todas partes» y exigió su juramento de fidelidad a su poder, afirmando que los demás gobiernos musulmanes son ilegítimos. Dejando en claro que su lucha es contra los valores del mundo libre todo, recalcó que «los musulmanes deben deshacerse de la democracia, el secularismo y el nacionalismo, así como de todas las demás ideas y desperdicios procedentes de Occidente».

    «El astro de la yihad ha salido», decía la proclama. «Las felices nuevas de bien brillan. El triunfo asoma por el horizonte». Y agregaba que «los infieles» (o sea, para ellos, los que no siguen a Alá), deben temer porque «Oriente y Occidente se someten y los musulmanes gobernarán la tierra».
    Nada que ver el conflicto palestino-israelí, dear friend, el fin último es imponer el Islam a escala global donde todos nosotros, infieles, de no convertirnos al Islam seremos asesinados. Simple y claro.
    Me salió un poquitín largo el comentario, pero qué se le va a hacer.
    Sh’lom aleichem, goy!

    Me gusta

  6. etarrago dijo:

    Ciertamente es un problema absurdamente importantísimo, Kurilonko. Creo que me moriré sin entenderlo.

    Me gusta

    • Hola Enrique, bienvenido!
      El problema es un Don Problema, qué duda cabe.
      Especialmente en Europa, la culta y vieja Europa, no se quiere ver las reales implicancias que tiene para su forma de vida y cultura ( y de pasada para todo el resto de Occidente) los avances desembozados del Islam; la amenaza que hay.
      Pensemos solamente en los miles de europeos que han sido reclutados por la jihad y que en algun momento volverán a sus países de orígen.
      «Oriente y Occidente se someten y los musulmanes gobernarán la tierra».
      ¿ Cómo es que Europa no toma en serio esta admonición y la amenaza implícita que encierra?
      El asunto es complejísimo y difícil de entender si sólo nos atenemos a lo que la mayoría de los medios de comunicación nos muestran: una visión sesgada haciendo uno del problema territorial palestino-israelí y la visión islamista radical y su relación con el mundo “infiel”. Son dos cosas totalmente distintas en su concepción, propósitos y medios de llevarlos adelante.
      Saludos desde el Sur del Mundo.

      Le gusta a 1 persona

Exprésate, opina; esa es la idea, con una salvedad: si quieres trolear vé a otro lado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s