Déjame llorar, sólo déjame llorar.


o-seb-900

© Seb Janiak. Imagen cortesía de Fred Torres Gallery

Por:  KURILONKO.

Déjame llorar, sólo déjame llorar-le dijo- en un intento débil e inútil, agotadas las fuerzas y  voluntad por superar a manotazos los embates torrentosos del río que le crecía y embargaba y asfixiaba a ratos. La contempló, pequeña, sufriente como ella sola y como infinitamente sola sabía que se sentía. ¡ Qué no habría dado por hacerse con parte de ese dolor, tomar algo sobre sus hombros, aliviarla con la desmesurada carga que había acabado por derrumbarla! Sólo podía ser su testigo, sin embargo. Inútil pretensión: por mucho amor que se tenga, es imposible ocupar el lugar del otro y eso, no tiene vuelta ni admite interpretaciones. No había palabras en alguna parte, ni poeta, declamador o sabio que pudiera poner un bálsamo de consuelo sobre sus heridas, antiguas y nuevas. De nada sirven los abrazos ni besos ni la sinceridad en los ojos al decir ” te amo” El llanto, su llanto, lo relega todo a un segundo plano; sólo las lágrimas y los sollozos apagados dominan, subyugan, se hacen fuertes, gigantes hasta oscurecer el sol, imponen sus tiempos y condiciones.  Le dolía inmensamente verla y sentirla así, entregada inerme a esa pena profunda, desgarradora en su inconmensurable potencia. No sabía qué hacer, menos cómo. A este dragón no tenía cómo vencerlo a pesar de su resolución – pensó  con amarga certidumbre.  Su armadura y lanza se le antojaban ridículamente endebles ante tamaña mole y ferocidad y su corcel, famélico.

” Cuando niña, cuando joven, cuando mi mundo se derrumbaba a pedazos una y otra vez, cuando lo terrible golpeaba mi puerta derribándola e invadía cada rincón del cuarto, lloraba; me escondía a llorar, sola, tratando de que nadie me escuchara en medio de la soledad afectiva en que crecí. Déjame llorar, Ari, no te preocupes, esto pasará, sólo quedará una cicatriz más, una sombra más, eso es todo; el mundo, todos los mundos seguirán girando”

© La Consulta de Kurilonko 2016.-

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Actualidad, Lluvia de Ranas, Mi mundo, REFLEXIONES MINIMAS y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Déjame llorar, sólo déjame llorar.

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. pajuerano dijo:

    Torrentoso, me gusta como usas la primera persona.
    Que impotencia cuando no puedes ayudar a alguien que quieres cuando sufre.

    Me gusta

    • Frustración, impotencia, dolor, pena…hay una una amplia gama por donde pasearse, HL., las sentí todas y alguna otra que tal vez se me olvida o no ha sido descrita… La suma de dificultades de distinto calibre tiene un efecto acumulativo; así, alcanzada la masa crítica, basta un pequeñísimo “más” para desencadenar una reacción que engloba a todas las que se han omitido ante ese tipo de impulsos.
      Y así fué como Ybag se derrumbó.
      Ha sido un año cabronísimo.

      Me gusta

      • pajuerano dijo:

        Wow.
        La vida puede ser muy puta. Cada tanto siento que a mí sólo me falta el “más” que se incruste en la grieta indicada.
        Entiendo que Ybg sigue en compañía. Eso es un gran don de los dioses.

        Me gusta

  3. pajuerano dijo:

    Reblogueó esto en COSAS.

    Me gusta

Exprésate, opina; esa es la idea, con una salvedad: si quieres trolear vé a otro lado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s